Asegurar la materia prima es garantizar la calidad de nuestro mezcal a largo plazo

Hoy en día trabajamos para establecer un vivero propio, para manejar nuestras producciones y cuidar, desde el principio, lo que en siete u ocho años va a ser materia prima procesada en mezcal. Asimismo, aseguramos nuestras plántulas de agave, creamos empleos en nuestro municipio y movemos la economía.

Lo mejor para las casas mezcaleras es no depender de agentes externos para obtener su materia prima. Nosotros nos dedicábamos sólo a la producción de agave, mezcal; envasarlo y venderlo. Ahora, a la producción de hijuelo, de la semilla, para poder sembrar nuestros propios campos de agave y para la venta. De esta manera, cuidamos toda la cadena de suministro para ofrecerle al cliente, desde el principio, un producto sumamente cuidado, elaborado con mucha dedicación.

El establecer un vivero implica para nosotros una inversión local, generación de empleos, asegurar nuestra materia prima y darle el cuidado que necesita para producir mezcal de alta calidad. Ese vivero, lo instalamos en el Istmo de Tehuantepec.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *